La demanda de Apple contra Corellium es un ataque directo a la emulación de iOS

Corellium

Si ha estado siguiendo a Apple por un tiempo, probablemente ya sepas que a la compañía no le gustan los emuladores, al menos, la mayoría de ellos.

Hace años, Apple acabó con los esfuerzos para replicar la interfaz del iPod en las computadoras, y aparte de la duplicación de pantalla de AirPlay, no ha habido una manera de llevar la interfaz completa del iPhone o iPad a la pantalla de una computadora, incluso para la manipulación indirecta del usuario.

A excepción de los Hackintoshes, PCs que ejecutan macOS, Apple no respeta el uso de sus sistemas operativos en máquinas que no fueron diseñadas específicamente para ejecutarlos.

Pero parece que una pequeña compañía de Florida llamada Corellium no recibió el memorando o no le importó. Su sitio web muestra descaradamente un Mac que emula un iPhone 6 con iOS 11, y su cuenta de Twitter muestra versiones virtuales del iPhone XR y del iPhone XS ejecutando versiones de iOS 13 con jailbreak, junto con retweets de elogios de los jailbreakers.

Más allá de afirmar que tienen "la primera y única plataforma que ofrece virtualización de iOS, Android y Linux en ARM", localmente y en la nube, Corellium dice que está emulando las GPU de iOS y permitiendo a los desarrolladores acceder al núcleo de Apple con fines de "depuración".

En una demanda presentada recientemente, Apple está caracterizando las acciones de Corellium como un "caso directo de infracción de obras con derechos de autor altamente valiosos". Si no eres abogado, significa que Apple está acusando a Corellium de copiar directamente iOS y sus aplicaciones para que "cualquier persona con un navegador web" puede acceder a ellas.

Y si eres abogado, hay pocas dudas de que Apple está al menos superficialmente en lo correcto: la ley de derechos de autor técnicamente le permite a la compañía controlar cada lanzamiento de iOS que distribuye, excluyendo la copia y varios usos no permitidos. Todo lo que tiene que hacer es presentar una demanda para cerrar las actividades no deseadas y luego ganarla, ya sea haciendo que la pequeña empresa se rinda o avanzando a través del juicio y refutando un posible reclamo de uso justo.

Vale la pena señalar que la historia habría sido diferente si el producto de Corellium fuera únicamente un emulador sin ninguna redistribución del código de iOS. Si el emulador de la empresa funcionara como Parallels, llegando a la máquina de un usuario sin nada salvo su propio código pero con la capacidad de ejecutar una copia de iOS descargada de manera permisible. Apple probablemente seguiría descontenta, pero podría tener mayores problemas para cerrar Corellium.

Emulador Corelium

Teniendo en cuenta lo anterior, es posible que se pregunte por qué Apple permite a los usuarios de PC ejecutar versiones Hackintosh de macOS, pero quiere negar a los usuarios del navegador web la posibilidad de acceder a versiones pirateadas de iOS. La versión corta es que la compañía decidió hace algún tiempo que no perseguirían a la pequeña audiencia (generalmente aficionados sin fines de lucro) de usuarios de Hackintosh.

Pero tampoco les facilitaría las cosas. Las PC que ejecutan macOS suelen sufrir múltiples problemas técnicos, como problemas de audio, problemas con los controladores gráficos y con la conexión Wi-Fi. Y yo puedo dar fe de ello, pues yo mismo lo padecí hace años cuando instalé macOS Tiger en mi antigua Sony VAIO.

El pecado capital de Corellium, sugiere la presentación de Apple, es que está vendiendo acceso iOS emulado con fines de lucro. Ofrece instalaciones privadas de su producto por un millón de dólares al año, y también alienta a los usuarios a vender cualquier falla de seguridad que descubran en el mercado abierto, socavando efectivamente los propios esfuerzos de Apple para promover las "investigaciones de seguridad de buena fe en sus plataformas".

Está claro que Apple desea controlar cómo y dónde se pueden ejecutar sus sistemas operativos. No quiere que las PC, Mac o cualquier cosa con un navegador web puedan servir como un reemplazo completo para iOS, y aunque está cerrando la brecha entre plataformas con su propia iniciativa Catalyst para macOS Catalina, ciertamente no le interesa intermediarios de terceros que permiten la emulación de iOS.

Además, si un emulador o una virtualización pudiera permitir que iOS se ejecute en dispositivos ARM que no sean de Apple, las ventas del iPhones que ya no están tan bien, podrían verse afectadas por clones de bajo costo.

No me sorprendería en absoluto si Corellium se arregla Apple o modifica su oferta para que no infrinja la ley. Y dudo mucho que la pequeña empresa contraataque, ya que es casi imposible que tengan éxito.

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f