Los mentirosos de siempre. Samsung es atrapado manipulando las pruebas de benchmark del Galaxy S 4 para hacer que luzca mejor de lo que realmente es

Galaxy S 4 trucado

Pues bien, las pruebas de benchmark fiables son importantes, pero la única manera de asegurarse de que funcionan debidamente es si son tratados de la misma manera por las plataformas de hardware en la que se ejecutan.

Cuando las aplicaciones o procesadores empiezan a tratar ciertas pruebas de forma diferente a las demás, los resultados finales se deforman y tanto los que hacemos las revisiones como los lectores que las leen terminan con una idea inexacta del rendimiento total.

benchmark-2.5.1

Samsung es la última compañía en ser atrapada con sus pantalones abajo en este sentido, ya que el fabricante surcoreano está manipulando artificialmente el GPU de su Galaxy S 4 a una velocidad de reloj más alta cuando el teléfono detecta que se va ha lanzado una aplicación de benchmarking, y luego vuelve a la velocidad de reloj de fábrica cuando la aplicación es cerrada.

En concreto, se ha comprobado que la versión internacional del Galaxy S4 (la que viene con el Samsung Exynos Octa 5410) cambia la velocidad del reloj del GPU de 480MHz a 532MHz, si detecta que se está ejecutando una aplicación de benchmark, entre ellas GLBenchmark 2.5.1, Antutu, Quadrant y GeekBench. También sucede con la velocidad del procesador.

velocidad-de-cpu-falseada

El equipo de Anandtech había notado que en las pruebas de rendimiento el Galaxy S 4 lograba puntuaciones asombrosas, pero en el uso diario el rendimiento no era tan bueno como decían las pruebas. Decidieron investigar el problema y descubrieron una aplicación llamada "BenchmarkBooster" (Amplicador de Benchmark) oculta dentro de la APK de tensión dinámica y la frecuencia de escala. Esa aplicación es que se encarga de cambiar ajustar la velocidad del GPU para aplicaciones específicas.

Samsung ha respondido estas acusaciones diciendo lo siguiente:

En condiciones normales, el Galaxy S4 ha sido diseñado para permitir una frecuencia máxima de GPU de 533MHz. Sin embargo, la frecuencia máxima del GPU se baja a 480MHz para ciertas aplicaciones de juegos que pueden provocar una sobrecarga, cuando se utilizan durante un período prolongado de tiempo en el modo de pantalla completa. Mientras que la frecuencia máxima de GPU de 533 MHz se utiliza para el funcionamiento de las aplicaciones que se utilizan habitualmente en el modo de pantalla completa, como S Browser, Galería, Cámara, el reproductor de vídeo, y para ciertas aplicaciones de benchmarking, que también exigen un rendimiento considerable.

Una buen ejemplo de como cubrir una mentira con otra mentira...

En realidad Samsung utiliza una lista blanca, no una lista negra. En otras palabras, la empresa no bloquea "ciertas aplicaciones de juegos" que pueden causar una sobrecarga, en realidad evitan que todas las aplicaciones de juegos corran a 533 MHz, a excepción de un puñado de aplicaciones, que resultan ser las aplicaciones de benchmark.

juego-ejecutandose-a-480mhz

Está más que claro que no hay posibilidad alguna de que este comportamiento fuera accidental o el resultado de una lista blanca errante. Esto es tan deliberado como se ve.

Algunos se preguntarán por qué Samsung no deja que el GPU y el CPU del Galaxy S 4 simplemente corran a la velocidad máxima, y la razón es que si lo hicieran, la batería se agotaría en minutos y durante esos minutos podrás usar el Galaxy S 4 para planchar tu ropa.

Por razones de trabajo he realizado pruebas de rendimiento o benchmarks de distintos teléfonos, lo he hecho cientos de veces y con todo tipo de terminales y algo que yo y muchos otros ingenieros sabemos es que no se puede comprar un teléfono basándonos en los resultados de las pruebas de benchmark, y está es una de las razones.

El problema es que hay gente que tiene teléfonos de última generación que sólo usan para hablar por WhatsApp y jugar al Candy Crush. Y tienen esos teléfonos, primero, porque tienen el dinero para comprarlo, segundo, porque quieren tener lo que ven en la TV, y tercero porque su capacidad mental no les permite hacer comparaciones. A por esa gente va Samsung con este tipo de fullerías.

Así que si no puedes comprar un iPhone o si simplemente no te gusta iOS, adelante cómprate el teléfono que te venga en gana, pero al menos trata de que sea uno que te de realmente lo que dice, como el HTC One, el Nokia Lumia 925 o el BlackBerry Z10, de ese modo te evitarás decepciones.

Fuente

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Últimos comentarios

  1. Vladimir Zerón 31 julio, 2013
    • Carlos Madera 31 julio, 2013
  2. Aire 31 julio, 2013
  3. Jeyden 31 julio, 2013
  4. Jose 1 agosto, 2013
    • Domadis Cabrera 1 agosto, 2013
  5. tito 1 agosto, 2013
  6. Paco 1 agosto, 2013
  7. milo 3 agosto, 2013
  8. iPopus 7 agosto, 2013
  9. jose deloper 7 octubre, 2013
    • Hans Wiesel 7 octubre, 2013

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f