Mientras Apple alcanza nuevas alturas, Samsung desciende a los abismos

happy-apple-user

Actualmente Apple y Samsung están compartiendo la corona de mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo. Y están compartiendo el primer lugar pues según los informes las dos empresas enviaron 74.5 millones de unidades durante el último trimestre.

Sin embargo, existen grandes discrepancias entre los datos financieros de las dos empresas. Pues mientras Apple está alcanzando nuevas alturas con cifras de venta record, Samsung está continúa cayendo a valores mínimos, a medida que su división de móviles empieza a desmoronarse ante la incapacidad de la marca para atraer nuevos clientes.

Samsung Electronics reportó una caída interanual del 36% en los beneficios de su último trimestre. La empresa fue arrastrada cuesta abajo por su división de móviles que vio una caída del 64.2% en sus beneficios, al pasar de los 5000 millones de dólares en el mismo trimestre del año anterior a sólo 1800 millones este último trimestre, sus peores números desde 2011. Al mismo tiempo, los beneficios de Apple aumentaron en casi un 37% hasta alcanzar un récord de 24.2 mil millones dólares.

Exprimido entre los fabricantes de dispositivos de baja y alta gama, Samsung sigue vendiendo smartphones por un tubo, el problema es que cada vez están haciendo menos dinero haciéndolo. Su línea Galaxy, que generaba la mayor parte de sus ganancias, se ha encontrado una feroz competencia de Apple y su iPhone 6 más grande. Mientras que sus dispositivos de gama baja están siendo desplazados por marcas chinas como Lenovo y Xiaomi.

samsung-caida-ganancias

Apple nunca ha estado interesado en las cuotas de mercado ya que como vemos, ser el que más vende no necesariamente implica que seas el que más gana. Sí, Samsung vende una gran cantidad de dispositivos, tal vez incluso más que Apple, pero no ganan tanto dinero haciéndolo. Además, Samsung no sólo tiene que competir con Apple, también tiene que competir con otros fabricantes de teléfonos Android.

Del otro lado, Apple no se ha centrado tanto en poner sus móviles en manos de todo el mundo, sino más bien en asegurarse de que todos sus dispositivos terminen en la palma de la mano de la gente que tiene dinero. Y esa estrategia está dando sus frutos hoy.

Al final, queda de manifiesto lo diferente que son ambas compañías. Samsung fabrica productos. Y Apple fabrica productos de lujo, y como cualquier compañía de lujo, sus márgenes son escandalosamente enormes. Por supuesto, el mercado necesita diferentes empresas con diferentes estrategias para hacer frente a las diferentes necesidades. No estoy sugiriendo que Samsung debería ser más como Apple. Simplemente estoy destacando que una estrategia está dando sus frutos mucho mejor que la otra.

Pero estemos claros, esto es un negocio, y Apple no va a estar en la cresta de la ola por siempre. Aunque si que pueden disfrutar mientras lo están.

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f