Toda la verdad sobre el conflicto entre Apple, Adobe y Google

La verdad es que muchos usuarios en todo el mundo se preguntan el por qué de la forma de actuar de Apple respecto a Flash, y más concretamente respecto a Adobe que es la compañía que lo desarrolla. Mucho se ha dicho y algunos han argumentado que Apple se niega a introducir flash en sus dispositivos de mano (iPhone, iPod y iPad) para proteger sus intereses por la venta de contenido a través de iTunes. La misma Apple por su parte se ha excusado en el alegato de que Flash es una tecnología inestable y muy propensa a los fallos. Adobe por su parte ha mantenido una actitud tímida, como de quien busca caerle en gracia al enemigo para salvarse.

Lo cierto es que contrario a todo lo que se ha dicho, las verdaderas razones de la política prohibitiva de Apple respecto a Adobe son más complejas de lo que parecen. Dicho comportamiento involucra otros actores importantes que a menudo se ven desde ópticas separadas cuando se trata el tema de Flash en el iPhone, y que ciertamente esos otros actores en realidad son los causantes del rechazo de Apple hacia Adobe y todo lo que representen.

Para que se vayan haciendo una idea, les recordaré la película "Enemigo a las puertas" (Enemy at the Gates) en la que Jude Law encarna al fantástico francotirador Vassilli Zaitsev y Ed Harris a su contraparte nazi el Mayor König, todo el que vió la película sabe que la misma trata sobre el enfrentamiento de dos de los mejores francotiradores de la época en el escenario de la segunda guerra mundial. Pues bien si piensan que Apple representa uno de esos francotiradores acertaron, sin embargo Adobe no representa el otro, Adobe viene a ser Sacha, el niño inocente que perdió la vida al encontrarse en medio de los dos francotiradores.

A continuación les explico cual es el estado actual real de la situación, cual es el origen del conflicto, así como qué busca Apple con el mismo y cuales podrían ser las consecuencias a corto plazo de dicho conflicto.

El Estado Actual

Los ya estrictos requisitos que deben cumplirse para que una aplicación sea publicada en el App Store de Apple se han endurecido para peor, debido a que Apple ha modificado el acuerdo de confidencialidad (NDA) protegido con los desarrolladores a través de la actualización una cláusula ya existentes que de por si resultaba irritante (sección 3.3.1), pero que tras la actualización solo se ha vuelto más ofensiva.

La cláusula original decía:

3.3.1 - Las aplicaciones sólo podrán utilizar las API documentadas en la forma prescrita por Apple y no se debe usar o llamar cualquiera de las otras APIs privadas.

Esta cláusula ya ha frustrado a los desarrolladores en el pasado porque hay tareas que a los desarrolladores le gustaría realizar y que sólo pueden lograrse a través de las API privadas, aunque algunos se han tomado el riesgo y envíado aplicaciones que utilizan tales API, el resultado casi siempre suele ser la negación de aprobación de la aplicación. Ahora bien si esto resultaba incomodo, deben ver como dice la nueva versión de la clausula 3.3.1.

3.3.1 - Las aplicaciones sólo podrán utilizar las API documentadas en la forma prescrita por Apple y no debe usar o llamar a cualquiera de las otras API privadas. Las aplicaciones deben haber sido escritas originariamente en Objective-C, C, C++ o JavaScript como es ejecutado por el motor Webkit del iPhone OS, y sólo el código escrito en C, C++ y Objective-C puede compilarse y enlazarse directamente contra las API documentadas (por ejemplo, as aplicaciones que tienen enlaces a las API documentadas a través de una traducción intermediaria, o de una herramienta o capa de compatibilidad están prohibidas).

Corona Games on iPhone

En resumen, las cosas ahora se han tornado mucho más restrictivas para los desarrolladores del iPhone. Pero para que se entienda mejor, esto lo que significa es que los desarrolladores ya no pueden utilizar software como Novell MonoTouch, Unity3D o Corona (de Ansca), pero tampoco pueden utulizar herramientas como Appcelerator Titanium y PhoneGap. Para los que no lo sepan MonoTouch, Unity3D  y Corona permiten a los desarrolladores utilizar el lenguaje C# y Lua scripts, respectivamente, para escribir aplicaciones para el iPhone. Titanium y PhoneGap permiten el desarrollo de aplicaciones de JavaScript y HTML, debido a que utilizan WebKit detrás de las escenas para ejecutar Javascript, lo que podrían estar bien.

Las razones por las que los desarrolladores prefieren utilizar estas herramientas son muchas y variadas. Titanium, PhoneGap, y Corona, en particular, ofrecen entornos de desarrollo rápido para el iPhone y que además son más sencillos que los entornos de Cocoa y Objective-C utilizados para el desarrollo nativo. Como tal, estás herramientas ofrecen más rapidez, ciclos de lanzamiento más sensibles, y menores costos de desarrollo. Unity3D ofrece una amplia gama de características para los desarrolladores de juegos como un motor 3D, un motor de procesamiento físico, procesamiento de audio, y así sucesivamente ( características que tendría un costo prohibitivamente alto para la mayoría de los desarrolladores si tuviesen que escribir desde cero). MonoTouch en un sentido más simple permite el uso de diferentes lenguajes de programación diferentes y de diferentes librerías, con los que muchos desarrolladores se sienten más cómodos.

Por otro lado, Adobe Flash CS5 aun no ha salido, sin embargo desde ya su destino está augurado por Apple, como parte de la lista de herramientas de desarrollo que no podrán ser utilizadas.

La posición de Adobe

Como ya es bien conocido, Flash no es soportado por el iPhone (las condiciones de licencia prohiben este tipo de aplicación), así que en respuesta, Adobe le dió a Adobe Flash CS5 la capacidad de producir aplicaciones para el iPhone, de forma similar a como lo hacen las otras herramientas antes mencionadas. Como Adobe explica , Flash CS5 salta completamente Objective-C, y en su lugar ofrece un compilador para el iPhone que permite producir directamente el código ejecutable.

Lo cierto es que el desagrado de Apple hacia Adobe se ha vuelto cada vez más evidente en los últimos años. Es un disgusto que en muchos aspectos no tiene ningún sentido real: la mayoría de los principales productos de Adobe no compiten con los de Apple (y viceversa), y el uso de aplicaciones de Adobe ha sido tradicionalmente una de las principales razones por las que la gente ha elegido y optado por la plataforma de Apple. Pero todo eso es parte del pasado; la realidad actual es que Apple tiene Flash en la mira y está haciendo todo lo posible para destruirlo. La pregunta es ¿Por qué? (sigue leyendo...)

Adobe, por su parte, ha hecho algunos comentarios sin comprometerse sobre la cuestión, ya saben el tipo de comentarios que hace alguien cuando teme o depende de quien comenta. Adobe todavía planea lanzar Flash CS5, pero su capacidad de crear aplicaciones para el iPhone podría llegar a ser de corta duración, por no decir que Apple ya la matado incluso antes de nacer.

Sin embargo, el fin de semana pasado parece ser que la paciencia de Adobe se agotó y fue Lee Brimelow, uno de los principales promotores del uso de Flash y representante oficial de Adobe, quien a través de su blog (The Flash Blog) dejo salir aquello que sale generalmente cuando se pierde la paciencia. Les mostraré un par de fragmentos para que se hagan una idea:

"El hecho de que Apple haya hecho movimientos tan despreciables y hostiles como este, claramente muestra la diferencia entre las dos compañías (Apple y Adobe). Lo único que queremos es proporcionar a los profesionales creativos una vía para desplegar su trabajo en cuantos dispositivos sea posible. No estamos buscando matar a nada ni a nadie."

El mismo día Adobe a través del documento 10-Q (el cual por ley deben presentar ante la SEC) con el fin de mantener informados sus accionistas sobre posibles riesgos que puedan afectar el precio de sus acciones, Adobe publica lo siguiente:

"Adicionalmente, y al extremo de que nuevas versiones de sistemas operativos y otros productos de terceros, plataformas o dispositivos, como el Apple iPhone o el iPad, hacen mas difícil que nuestros productos tengan éxito, y nuestros clientes son alentados a utilizar tecnologías alternativas, nuestro negocio puede ser perjudicado"

En ambos casos se observa lo mismo, Adobe está consciente de que Apple los amenaza (Flash), el problema es que tienen muy poco que hacer para defenderse (al menos a corto plazo). Algunos sugieren que Adobe debería descontinuar el soporte de la suite CS (Photoshop, Flash, Dreamweaver, etc.) en Mac OS X como forma de retaliación. El problema es que Adobe ni debe, ni puede hacer tal cosa. Pues si bien tal medida afectaría gravemente los intereses de Apple (¿Quién compraría una Mac sin soporte para Flash o Photoshop)? de paso también afectaría las propias. Pero tampoco deben porque si se hiciera tal cosa el principal afectado sería el usuario, que nada tiene que ver en todo esto.

Por otro lado, las nuevas restricciones de la sección 3.3.1 también ha producido el desprecio de la comunidad de desarrolladores, y no es ninguna sorpresa.

El verdadero enemigo y las verdaderas razones

A continuación les explico las verdaderas razones por las que Apple quiere destruir Flash, pero para empezar una frase dicha por un representante de Google hace unos meses atrás.

"Google reconoce correctamente el plug-in de Flash como uno de los principales motores que impulsan la innovación en la Web" Por lo tanto en lugar de adherirse a la ridícula solución de Apple de tratar de matar a una excelente - pero necesariamente mejorarable - tecnología, Google está tratando de hacerla mejor."

Hace unas semanas muchos se asombraron cuando Google anunció que estaban haciendo preparativos para el alojamiento en Chrome del reproductor Flash, una desición que no sentó bien a algunos que se preguntaban por qué Google ahora estaba apoyando Flash, cuando hasta el momento respaldaban HTML5, un potencial rival para Flash.

A esto sumenle el hecho de que Google ha tenido una participación importante en el Adobe Open Screen Project, el cual es un esfuerzo para crear un entorno de ejecución basado en Flash para contenido enriquecido en diferentes dispositivos. ¿A qué viene todo esto? Sencillo, Chrome es el navegador web de Google, pero también es parte vital en Chrome OS, el sistema operativo basado en web que Google planea lanzar. Dicho sistema operativo sin dudas será una amenaza para Mac OS X como Chrome fue para Safari. De manera que el pensamiento de Apple es lógico, matando Flash matan dos pajaros de un tiro, lesionan Chrome y por vía de consecuencia también a Chrome OS.

Pero eso no es todo, más que a Chrome (que ya hace tiempo superó Safari), Apple a quien quiere herir es a Android. De hecho, el daño causado a Android podría llegar a ser incluso más importante que el daño a Adobe. Yo diría que la mayor virtud de las herramientas prohibidas por encima del hecho de que son más rápidas y de que facilitan el desarrollo,  a menudo alientan el desarrollo en plataformas cruzadas. Flash es quizás el ejemplo más obvio de esto, pero MonoTouch, Unity3D y Titanium todas permiten a los desarrolladores escribir aplicaciones que son más fácilmente portadas a plataformas que no sean de Apple como Windows y Android. Tal conversión no es necesariamente automática, las aplicaciones normalmente necesitan una cierta manipulación a fin de ser adaptables a los diferentes ambientes, pero es una gran ayuda.

Las plataformas minoritarias siempre van a ser las mayores beneficiarias del desarrollo transversal. Puede ser difícil de justificar el desarrollo de aplicaciones para una plataforma minoritaria desde cero. Pero si puedo tener un programa para la plataforma principal y luego poner en un 10% extra de esfuerzo de desarrollo para cubrir la minoría también, es mucho más atractivo. Aunque Apple no dominan el mercado de teléfonos inteligentes en su conjunto (Symbian es el líder por mucho), creo que es claro que en un mercado más estrecho, digamos, teléfonos móviles-ordenadores, Apple es la líder. Symbian y los dispositivos como BlackBerry son demasiado a menudo relegados a ser poco más que teléfonos con correo electrónico, y aunque las aplicaciones pueden ser desarrolladas para ambos, no han inspirado a los desarrolladores y usuarios en la forma en que el iPhone y Android lo han hecho.

Finalmente, les recuerdo que hace unos meses Steve Jobs (presidente de Apple) hizo fuertes declaraciones contra Google y de paso contra Adobe, en las que se veía algo más que resentimiento hacia Google por el hecho de que entendían que Google amenazaba a Apple (con Chrome, con Android), pero advertía que no se quedarían de brazos cruzados.

Ese fue el inicio de la guerra, ahora Apple está abiertamente atacando a Google, precisamente tocando sus puntos fuertes Android y Chrome a través de promover la muerte de Flash y más reciente mente atacando la mayor fuente de beneficios de Google (Adsense) a través del lanzamiento de un servicio similar para el iPhone llamado iAd.

¿Qué se puede esperar? Nada bueno. Si apple vence, que Dios nos ampare. Si Google sale vencedor, que Dios nos ampare. Sea cual sea el resultado, en toda guerra siempre hay un ganador y un perdedor y en este caso además de la empresa que pueda salir perjudicada, los grandes perdedores siempre seremos los usuarios.

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Últimos comentarios

  1. Juanma 11 abril, 2010
  2. Teofilo Vizcaíno 11 abril, 2010
  3. pukkita 12 abril, 2010
  4. criscoso 12 abril, 2010
  5. daniel 14 abril, 2010
  6. Leslie 13 julio, 2010

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f