Apple le da un puñetazo en el estómago a los anunciantes con la última actualización de Safari

advertising

Recientemente, un grupo de organizaciones de publicidad y marketing digital se ha unido para condenar a Apple por lo que la coalición dice que es un “enfoque unilateral y opresivo” para la privacidad del usuario.

El grupo teme que Apple, que ha comenzado a tomar medidas más extremas para reducir el seguimiento de anuncios tanto en las versiones móviles como de escritorio de Safari, está presionando injustamente de una manera que podría erradicar un segmento entero de la industria publicitaria.

La última versión de iOS 11 incluye una versión actualizada de Safari, y lo más importante, una funcionalidad llamada Intelligent Tracking Prevention lo que hace es bloquear determinadas cookies de los sitios web, lo que dificulta que los anunciantes sigan a los usuarios en la web.

Los usuarios y los defensores de la privacidad están contentos; los anunciantes, no lo están, diciendo que “el enfoque unilateral y severo de Apple es malo para la elección de los consumidores, y malo para los contenidos y servicios en línea que los consumidores adoran”.

A día de hoy, iOS 11 está ya instalado en millones de dispositivos de Apple en todo el mundo, y los anunciantes están más que preocupados por las implicaciones de la prevención inteligente de seguimiento. Y ahora que la misma funcionalidad está presente en la versión de escritorio de Safari, esas preocupaciones no han hecho más que intensificarse.

Tan preocupados están los anunciantes, que seis grupos publicitarios (incluyendo la Interactive Advertising Bureau, la American Advertising Federation y la Association of National Advertisers) han escrito una carta abierta de queja. En ella, dicen que Apple está rompiendo la “infraestructura de Internet moderna” imponiendo sus propios estándares “opacos y arbitrarios”.

Privacidad Safari

La verdad es que la Prevención Inteligente de Seguimiento (ITP) utiliza algoritmos de aprendizaje automático para identificar el comportamiento de seguimiento en el navegador Safari. Por ejemplo, Safari ahora puede saber cuáles son las cookies útiles para los usuarios, como las relacionadas con los inicios de sesión, y cuáles son las cookies relacionadas con la publicidad que invaden la privacidad. Y a estas útlimas les impone un límite estricto de 24 horas en la duración de las herramientas de seguimiento.

Dichos cambios hacen que sea mucho más difícil para los anunciantes rastrear los movimientos de la gente en Internet, lo que significa que serán menos capaces de construir perfiles de consumo para la publicidad dirigida.

La carta de los anunciantes

A continuación, pueden leer una copia traducida de la carta enviada por las agencias publicitarias estadounidenses:

Una carta abierta de la Comunidad de Publicidad Digital

Las organizaciones abajo firmantes son las principales asociaciones comerciales para las industrias de publicidad digital y mercadotecnia, que representan colectivamente a miles de empresas que participan de forma responsable y conforman el panorama digital actual para los millones de consumidores a los que sirven.

Estamos profundamente preocupados por la actualización del navegador Safari 11 que Apple ha lanzado, ya que anula y reemplaza las preferencias de cookies controladas por el usuario con un conjunto de estándares opacos y arbitrarios de Apple para el manejo de cookies.

La nueva “Prevención Inteligente de Seguimiento” de Safari cambiará las reglas por las que las cookies se establecen y son reconocidas por los navegadores. Además de bloquear todas las cookies de terceros (es decir, aquellas establecidas por un dominio distinto al que está siendo visitado), como la versión actual de Safari, esta nueva funcionalidad crea un conjunto de reglas al azar sobre el uso de las cookies de primera persona (es decir, aquellos establecidos por un dominio que el usuario ha elegido visitar) que bloquean su funcionalidad o las eliminan de los navegadores de los usuarios sin aviso, ni opción.

La infraestructura de Internet moderna depende de estándares consistentes y generalmente aplicables para las cookies, por lo que las empresas digitales pueden innovar para crear contenido, servicios y publicidad personalizados para los usuarios y recordar sus visitas. El movimiento de Apple con Safari, rompe esas normas y las reemplaza con un conjunto amorfo de reglas cambiantes que perjudicarán la experiencia del usuario y sabotean el modelo económico para Internet.

El enfoque unilateral y pesado de Apple es malo para la elección de los consumidores y malo para el contenido en línea y los servicios que los consumidores adoran. Bloquear las cookies de esta manera conducirá a una separación entre las marcas y sus clientes, y hará que la publicidad sea más genérica, menos oportuna y menos útil. En pocas palabras, las cookies elegidas por las máquinas no representan la elección del usuario; representan la elección del fabricante del navegador. Como organizaciones dedicadas a la innovación y al crecimiento en la economía de consumo, nos opondremos activamente a cualquier acción como ésta por parte de empresas que perjudiquen a los consumidores distorsionando el ecosistema de publicidad digital y socavando sus operaciones.

Instamos a Apple a repensar su plan para imponer sus propios estándares de cookies, a riesgo de interrumpir el valioso ecosistema de publicidad digital que financia gran parte de los contenidos y servicios digitales actuales.

Firmado,

American Association of Advertising Agencies (4A’s)

American Advertising Federation (AAF)

Association of National Advertisers (ANA)

Data & Marketing Association (DMA)

Interactive Advertising Bureau (IAB)

Network Advertising Initiative (NAI)

Apple por su parte, respondió diciendo lo siguiente:

“No se trata de bloquear los anuncios, sino de proteger la privacidad de nuestros usuarios.

La tecnología de seguimiento de anuncios se ha vuelto tan generalizada que es posible que las compañías de seguimiento de anuncios recreen la mayor parte del historial de navegación web de una persona. Esta información se recopila sin permiso y se utiliza para la segmentación de anuncios, que es la forma en que los anuncios siguen a las personas en Internet.”

Conclusiones

Siendo totalmente sincero, creo que aquí ambas posturas tienen parte de razón. Aunque en el fondo ninguna de las partes está realmente preocupada por el bienestar del usuario.

Por un lado están las empresas publicitarias (los anunciantes), que llevan toda la vida recopilando datos de los usuarios de forma indiscriminada, y sin ningún tipo de control, para luego bombardearnos con publicidad (útil/inútil) en cada sitio web que visitamos.

 

Tanta publicidad asquea hasta al más indiferente de los usuarios. Pero reconozco que las agencias publicitarias tienen algo de razón cuando dicen que la “Prevención Inteligente de Seguimiento” de Safari está imponiendo la elección de Apple sobre la elección del usuario.

seguimiento publicidad

Lo justo habría sido dejar dicha opción desactivada por defecto, explicarla al usuario (por ejemplo durante la configuración inicial) y darle la opción al usuario de activarla o no con un simple toque en un conmutador.

¿Por qué debe ser así? Porque ni los anunciantes tienen derecho a decidir por el usuario, ni Apple tampoco. No me creo en lo más mínimo que Apple haya hecho este movimiento únicamente para proteger la privacidad del usuario. El dinero es el único dios de Apple y todo cuanto hacen es por dinero.

Este movimiento por parte de Apple golpea de forma directa a pequeñas y medianas empresas como Criteo, Sizmek, Adroll, MixPanel, y alrededor de 300 otras empresas que ayudan a los editores web con la personalización de análisis y sitios web.

Y en cierto modo, Apple mata la competencia de tecnología de anuncios, obligando a las marcas a dar su negocio a los anunciantes “pre-aprobados” como Google y Facebook, que muchas veces actúan de forma brabucona, en plan “con nosotros o con nadie” o “a nuestro modo o nada”.

Tanto es así, que ya Google lanzó una nueva cookie de Google Analytics para protegerse. Y Facebook está protegido de facto. Y si los gigantes están protegidos, los únicos perjudicados son los pequeños.

En resumen, aquí el usuario debe ser juez y verdugo, nadie debe sentirse con el poder o el derecho de elegir por el usuario, ni Apple, ni nadie.

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f