El nuevo chip A7 del iPhone 5S arrasa con la competencia en las pruebas de benchmarking

iPhone 5S dorado

Han pasado dos días desde que el iPhone 5S llegó a las manos de millones de usuarios en todo el mundo, y en estas primeras 48 horas se han dado a conocer las primeras impresiones y revisiones del nuevo iPhone 5S con iOS 7.

Más de un sitio se ha empeñado en probar el nuevo sensor dactilar Touch ID, otros se han centrado en las mejoras de la cámara y como de costumbre los amigos de iFixit han desarmado el dispositivo para estudiar sus entrañas.

Sin embargo, una de las novedades más interesantes del iPhone 5S es su nuevo procesador A7 de 64 bits y los chicos de Anandtech, The Verge y Gizmodo decidieron hacer sus pruebas de rendimiento (benchmarking) por su cuenta, y han coincidido todas en el mismo resultado: el rendimiento del chip A7 del iPhone 5S es superior, por encima de TODOS los teléfonos móviles disponibles actualmente.

Es importante destacar, que los resultados de las pruebas de benchmark del iPhone 5S no están trucados como se descubrió recientemente que hacía Sammy con los Galaxy S 4.

Para empezar y para que se vayan haciendo una idea de lo que ofrece el iPhone 5S, les dejaré sólo dos frases extraídas de las conclusiones a las que llegaron los chicos de Anandtech y Gizmodo en sus pruebas del chip A7 de Apple.

Dudo que el iPhone 5S se mantenga como líder absoluto de las pruebas de rendimiento, la competencia hará lo necesario para desplazarlo, pero no hay duda de que en este momento el rendimiento del buque insignia de Apple está muy por encima del resto. Demostrando así que el diseño inteligente siempre paga mejores dividendos que el improvisado o meramente comercial.
[AnandTech]

Olvídense de las especificaciones, el chip A7 arrasa con todos, los supera con amplia diferencia. El rendimiento del chip A7 es sencillamente absurdo y no hay duda de que es el procesador SoC más potente que se ha integrado jamás en un smartphone de gama alta.
[Gizmodo]

A estas alturas, sólo por sentido común deberías saber que las especificaciones no cuentan toda la historia. Intuitivamente, sabemos que aparte de las especificaciones técnicas, la calidad de un smartphone depende en gran medida de su diseño industrial y de la calidad del software que ejecuta. Normalmente las "características" tradicionales nos distraen de lo que hacen realmente las tripas de un gadget, y desde un punto de vista tecnológico, nos distraen de los avances que en realidad hacen que un producto sea mejor.

Por ejemplo, para aquellos que no son ingenieros en electrónica o ingenieros en sistemas, los valores absolutos lo son todo. Es decir, para un usuario sin conocimientos reales de cómo funcionan los equipos electrónicos/informáticos, un procesador de 4 núcleos siempre será mejor que uno de dos, y una memoria de 2GB siempre será mejor que una de 1GB. Sólo ven que 4 es más 2, y que 2 es más que 1. No se preguntan a qué velocidad trabaja cada procesador o qué tan rápida es la memoria. Las compañías saben esto y por ello simplemente se limitan a meterte los números y las especificaciones técnicas por los ojos. Y esa es precisamente la razón por la que terminas llevándote a casa el teléfono que más anuncian en la televisión en lugar del mejor.

Por cierto: ¿Cuántas veces al día vez anuncios del iPhone en la TV? ¿Cuántas veces al día ves anuncios del Galaxy S 4?

Volviendo al tema. Sobre el papel, las especificaciones del iPhone 5S están por detrás de las de otro smartphones rivales, que tienen más núcleos, mayor frecuencia de reloj, más cantidad de memoria y baterías de mayor capacidad. Sin embargo, lo que estamos comprobando es que el iPhone 5S con su procesador A7 de doble núcleo a 1.3GHz y 1GB de memoria RAM, supera POR MUCHO a todas las variantes del Galaxy S4 y al HTC One en poder de computación y rendimiento gráfico.

Tú, que eres abogado, médico, periodista, camarero o carnicero te estarás preguntando cómo es eso posible, pero los ingenieros sabemos que lo que realmente importa es cómo está configurado el hardware, y sobre todo, cómo se integra el hardware con el software. Y en eso Apple tiene un doctorado.

El diseño del iPhone es una obra maestra, y iOS 7 demuestra que Apple ya tiene ya un buen dominio de los sistemas operativos. Hardware y software en perfecta armonía, uno hecho para complementar al otro.

El procesador más rápido del mercado

resultados-benchmarks-procesamiento

Para ejecutar las pruebas en el hardware del iPhone 5S se utilizó Geekbench 3.0, que es una de las mejores opciones porque está construido a partir de una combinación de mediciones de la velocidad de cálculo a través de una variedad de procesos del mundo real como la compresión y la descompresión JPG.

Como puedes ver en la imagen, la puntuación combinada del iPhone 5S supera cualquier teléfono que estés pensando compra, incluso a la versión internacional del Samsung Galaxy S4. Los impresionantes resultados confirman muchas de las mejoras que Apple afirmó en su keynote a principios de septiembre.

Los chicos de Gizmodo probaron el GPU del iPhone 5S con el software GFXBench y usando la prueba más intensa de juegos en pantalla. Luego compararon los resultados con los resultados obtenidos por otros teléfonos de la competencia y el resultado es el gráfico anterior con las tasas promedios de cuadros (fotogramas) que cada procesador gráfico puede soportar. Velocidades más rápidas en esta prueba se traducen en gráficos más suaves en la mayoría de los juegos del sistema de imposición por ahí.

GFXBench-rendimiento-grafico

El rendimiento gráfico del iPhone 5S es espectacular: 37 fotogramas por segundo, más del doble que el iPhone 5 que midió 14 fps. De hecho, después del iPhone 5S los dispositivos con mejores resultados son el Motorola Moto X con 27 fps y el Nexus 4 con 21fps. Estos resultados dejan claro dos cosas. La primera es que el iPhone 5S está listos para los juegos más locos que vendrán en los próximos años. Y la segunda es que los dispositivos de Google, que ejecutan una versión limpia de Android ofrecen un mejor rendimiento que los dispositivos Android con sus pieles, interfaces mediocres y software basura.

La verdad sobre los núcleos, las velocidades de reloj y la vida de la batería

Como dije antes, cómo puede ser que el iPhone 5S con sus especificaciones aparentemente enclenques dejan en ridículo a otros smartphones poderosos en el papel como el Galaxy S 4. Estamos hablando de un chip de 64 bits A7 de doble núcleo a 1.3GHz y 1GB de ram, frente a un procesador de cuatro núcleos a 1.9 GHz y 2GB de ram.

Como dije antes, si das ganador al segundo sin más simplemente has sido víctima del marketing y la publicidad, te tragaste el anzuelo.

Anand Shimpi de AnandTech explica exactamente lo que sucede:

"Siempre he pensado que la transición de 2 a 4 núcleos pasó más rápido en el móvil de lo que esperaba.

En un entorno tan limitado térmicamente, pasar a cuatro núcleos sólo tiene sentido si puedes incrementar la potencia cuando algunos núcleos están inactivos. Todavía no he visto ningún fabricante de procesadores para móviles (con la excepción de Intel con Bay Trail) capaz de hacer esto de forma adecuada. Hasta que eso ocurra, lo más adecuado son los dos núcleos."

En otras palabras, la tecnología para que un smartphone pueda aprovechar de forma eficiente una arquitectura de cuatro núcleos todavía no existe. Pensar que porque un smartphone tenga un procesador de cuatro núcleos va a ser directamente más rápido y potente que otro de dos, de momento es un gran error. Los resultados del chip A7 de Apple lo demuestran.

iphone-5s-geekbench-data

Luego está todo el tema de la frecuencia de reloj. Las combinaciones de frecuencia/tensión ofrecidas por los vendedores de chips SoC para móviles son tan ridículamente variadas que ni siquiera el marketing las justifica. Inicialmente ARM dijo el objetivo ideal para un núcleo Cortex A15 en un teléfono inteligente era 1.2GHz. Luego Samsung dijo que todavía se podía ir un poco más allá y lanzó el Exynos 5410 con A15 con una frecuencia de reloj máxima de 1.6GHz. Luego volvieron a aumentarla llevándolos a 1.7 GHz con el Exynos 5420.

El problema con el escalamiento de la frecuencia es que por lo general viene con el precio de un voltaje más alto. Hay una relación cuadrática entre la tensión y el consumo de energía, por lo que es posiblemente una de las peores formas de obtener un mayor rendimiento. Los fabricantes lo saben, Samsung lo sabe, pero no tienen el tiempo necesario para buscar una solución y a la vez competir con Apple. Ante tal disyuntiva optaron por la solución fácil: la fuerza bruta.

Eso nos lleva a otro elemento normalmente mal interpretado, el tamaño de la batería.

A más frecuencia de reloj, más consumo de tensión/potencia que a su vez significa que se necesita una batería más grande. ¿Acaso creías que esas baterías enormes venían porque si?

Si se fijan, el chip A7 del iPhone 5S está configurado con una frecuencia de reloj ligeramente por encima de los 1.2 GHz que ARM recomienda, lo que significa que la arquitectura de núcleo y la velocidad de reloj están optimizados para ofrecer valores óptimos de la batería.

Eso explica por qué la batería de 1440 mAh del iPhone 5 tiene una vida similar a la batería de 2300 mAh del HTC One.

¿y qué pasa si aumentas el tamaño de la batería? Pues sucede que tienes que hacer el teléfono más grande. Teléfonos más grandes, significan pantallas más grandes. ¿Acaso pensaste que las pantallas seguían creciendo sólo porque sí? ¡No! Eso es lo que te dijeron a ti. Si te fijas, el primer Galaxy tenía una pantalla de 4 pulgadas, en el Galaxy S 4 es de 5 pulgadas y la del Galaxy Note 3 es de 5.7. No se sorprendan si el Galaxy S 5 viene con una pantalla de 5.5 y el Note 4 con una pantalla de 6 pulgadas.

Conclusiones: desvelando el misterio

Entonces, ¿cómo es que Apple está consiguiendo un rendimiento mucho mejor que los demás?

Con el chip A6 del iPhone 5, Apple optó por un diseño personalizado con núcleos de diseño personalizado basados en diseños de ARM para mejorar los resultados. Con el A7, Apple continúa esta tendencia mediante la adopción de la tecnología líder en la industria.

CPU-A7-apple

Eso nos lleva a la arquitectura de 64 bits del chip A7. A pesar de ser una primicia en la industria, el anuncio fue subestimado. Esta es la clave del excelente rendimiento del iPhone 5S, pero no de la manera que te imaginas.

La transición a 64 bits en realidad no empezará a hacer una diferencia hasta que Apple empiece a fabricar teléfonos con más de 4GB de RAM, y que a juzgar por las tendencias actuales, no ocurrirá por lo menos hasta el 2016.

La razón por la que la arquitectura de 64 bits de Apple es tan importante es por que no requiere que Apple adopte una nueva arquitectura de procesador subyacente. Con el CPU A7 Apple optó por abandonar la arquitectura ARMv7 con su set de instrucciones de hace 20 años, y en su lugar optaron por un diseño basado en la arquitectura ARMv8, que fue lanzada en 2011 y que representa un sistema completamente nuevo. 20 años son una eternidad en el mundo de la informática.

Apple es el primero en implementar ARMv8, y tiene todo el sentido que esta nueva tecnología esté produciendo mejores resultados que la tecnología más antigua.

Pero la competencia no te va a decir que sus teléfonos usan una arquitectura de principios de los 90s, y que Apple usa arquitectura del 2011. Eso tampoco sale en las hojas de especificaciones, pero ya pueden ver los beneficios que ofrece. Esa es la razón por la que los GPUs de la competencia se quedan cortos frente al del iPhone 5S. En cierto modo, Apple "está haciendo trampas", están usando tecnología del futuro en sus teléfonos.

La competencia sueña con el fracaso de la marca de la manzana. Dicen que están estancados y que han dejado de innovar, pero los resultados demuestran que eso no es cierto. A pesar de las pantallas gigantes de sus competidores, Apple sigue estando como mínimo un año por delante de sus competidores en la única métrica que realmente importa: ¿Qué tan bien funciona en realidad el teléfono?

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Últimos comentarios

  1. vicente 23 septiembre, 2013
  2. Kano 23 septiembre, 2013
  3. Pedrito Carceller 24 septiembre, 2013
    • Saporo 24 septiembre, 2013
  4. Brendan 24 septiembre, 2013
  5. Angelo DiMeo 24 septiembre, 2013
  6. Sensato 24 septiembre, 2013
  7. Dani 25 septiembre, 2013

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f