Samsung presenta una versión mejorada del Galaxy S3. Y lo llamaron Galaxy S4.

A estas alturas probablemente la mayoría de ustedes ya saben que Samsung recién lanzó el Galaxy S3, perdón, el Galaxy S4. En un evento que resultó ser más grotesco que el cuadro de “Los Sueños” de Quevedo.

Bromas aparte, y dejando de lado la presentación, hoy Samsung puso fin a los meses de rumores, filtraciones y especulaciones sobre su nuevo buque insignia, con el lanzamiento del Galaxy S4.

En este artículo no me voy a dedicar a explicar qué de novedoso tiene o no tiene el Galaxy S4, quien quiera leer una revisión completa del dispositivo puede hacerlo aquí.

Lo que si voy a decir, es que aquellos que criticaban a Apple por supuestamente limitarse a retocar la memoria, el procesador, la cámara y aderezar todo con un puñado de aplicaciones entre actualización y actualización del iPhone, con el lanzamiento de ayer tendrán que buscar nuevos argumentos, porque con el Galaxy S4 eso fue precisamente lo que hizo Samsung.

Siendo objetivo, tengo que decir que en el papel, a nivel de potencia de procesamiento, en la actualidad, el Galaxy S4 es uno de los teléfonos inteligentes más potentes del mercado, pero eso es todo.

Ninguna de las funcionalidades o aplicaciones de software presentadas ayer por Samsung son innovadoras. De hecho, todas se hacen actualmente en otros teléfonos y otras tienen tan poca utilidad práctica que es mejor prescindir de ellas.

Luego está el mismo acabado en plástico característico de la serie Galaxy, con la diferencia de que ahora le llaman “policarbonto”, que no es más que una forma rebuscada de llamar al plástico.

No obstante, tengo que antes del lanzamiento estaba un tanto preocupado ante la posibilidad de que Samsung lanzara algo tan innovador que sacara la competencia (Apple) de circulación. Obviamente me deje llevar por la publicidad, y hoy descubrí con alivio que me había preocupado sin razón. Samsung más bien hizo todo lo contrario, le puso el dominio del mercado de smartphones en bandeja de plata a Apple.

Ahora la pelota está en la cancha de Apple, y si juega bien sus cartas, podría alcanzar cifras de ventas record de su nuevo iPhone. Siempre y cuando este sea lo suficiente innovador como para atraer a los usuarios indecisos de Android hacia iOS. Si Apple falla, entonces no hay duda de que HTC tendrá el mejor año de toda su historia.

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Últimos comentarios

  1. nerio 15 marzo, 2013
    • lalo 15 marzo, 2013
      • Shino 16 marzo, 2013
  2. Diego 15 marzo, 2013
  3. Manuel 15 marzo, 2013
    • Roberto 17 marzo, 2013
    • A.N.D.R 18 marzo, 2013
  4. Kasen 16 marzo, 2013
    • Domadis Cabrera 16 marzo, 2013
      • Kasen 17 marzo, 2013
    • Tech Mogul 16 marzo, 2013
  5. Erick 16 marzo, 2013
  6. Miriad 16 marzo, 2013
    • Aaron Rhen 16 marzo, 2013
    • Tania188 16 marzo, 2013
  7. milo92 16 marzo, 2013

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f