Más fácil que robarle un iPhone a un bebe

La gente roba iPhones. Esa es una verdad tan innegable como que todos moriremos algún día. Y aunque el robo es una característica inherente del ser humano, el robo de iPhones es algo más reciente.

En los últimos años, el iPhone ha pasado de ser un simple teléfono, a ser todo un dispositivo utilitario, que sirve del mismo modo a bebes como a ancianos. Por tal razón, el iPhone es probablemente el dispositivo electrónico más popular del mundo, y por ende uno de los dispositivos más deseados por los ladrones.

El último caso de robo de un iPhone en saltar a la fama sucedió en Ormskirk, al norte de Inglaterra, dónde un señor de entre 50 y 65 años de edad decidió robarle el iPhone a una bebé de 20 meses de edad, llamad Luella Reid.

Su madre, Danielle Hinngian, supuestamente le dio el iPhone para que ella pudiera ver un vídeo de "Barney El Dinosaurio", mientras ella realizaba compras en el centro comercial dónde ocurrió el hecho.

Parece ser que la madre acudió al centro comercial con la bebe, y en un descuido dejó a la bebe en el coche mientras ella miraba las mercancías en la tienda. El problema es que el bebe con el iPhone en la mano fue demasiada tentación para un desaprensivo que no se lo pensó dos veces para arrebatárselo de las manos.

Las cámaras de seguridad de la tienda grabaron como un hombre mayor se acercó sigilosamente hasta la silla de paseo de Luella, luego miró rápidamente a su alrededor para ver si alguien le miraba y en un movimiento rápido arrancó el iPhone de manos de la niña y de inmediato se marchó de la tienda.

Al ser entrevistada al respecto, la madre de la niña reconoció haber visto al ladrón antes en otro establecimiento, y dijo:

"Él me siguió hasta esa tienda, y sólo pensar que el escogió deliberadamente a mi hija es repugnante. Todo el mundo está absolutamente indignado. Su padre está muy enojado y molesto..."

Este tipo de casos me dejan claro dos cosas. La primera es que el ser humano como tal es imprevisible, igual que a veces puede actuar de maneras admirables, también puede caer en acciones tan bajas y despreciables como la de escoger a un bebe indefenso para robarle.

La segunda cosa que me quedo claro de este caso es que la madre de la niña es muy descuidada, o quizás irresponsable. Es decir, ¿cómo puedes dejar tu bebe en un coche y luego irte a mirar por la tienda? Si en lugar de ser un ladrón de iPhones hubiese sido un ladrón de niños o algún tipo de depravado sexual (que también los hay) probablemente la historia habría sido peor, y todo por un descuido.

A pesar del robo, se podría decir que esta vez tanto Luella como su madre tuvieron suerte.

Fuente

About Domadis Cabrera

Geek por naturaleza. Technorati por pasión. Emprendedor y amante del buen diseño. Disfruto probando cualquier cosa relacionada con la tecnología, da igual si es software o hardware. Viajero frecuente y amante de la adrenalina. Me divierte solucionar problemas y puedes seguirme en tu red social favorita, sólo tienes que buscarme por mi nombre.

Últimos comentarios

  1. Luís 5 octubre, 2012

Deja tu respuesta

d74ca0a187f0ec6b40686c25dcd3d262557c7e84d8ef45591f